analogie

La canción la conocí por primera vez cuando iba con mi hermano Alney en su vehículo, había otra persona con nosotros pero no recuerdo quien. El caso es que la canción me ha vuelto a encontrar, (cosa que me pasa frecuentemente cuando de música se trata), a través de un cd que me regaló mi lunática amiga Lunettas, mil gracias me ha encantado. Algo que sí recuerdo de cuando la escuche la primera vez fue lo mucho que le gusto a Alney, yo, después de escucharla bien ya entiendo por que, razón que me hace ver el por que nos llevamos tan bien, es que hay muchas cosas en común a parte de lo cimarrón. El video que elegí fue el de mejor calidad para la canción, no pretendo hacer críticas de carácter socialista con este, más bien una crítica personal, disfruten!




Guillermo Tell no comprendió a su hijo
que un día se aburrió de la manzana en la cabeza y echó a correr y el padre lo maldijo pues como entonces iba probar su destreza.

Guillermo Tell, tu hijo creció
quiere tirar la flecha,
le toca a él probar su valor
usando tu ballesta.

Guillermo Tell no comprendió el empeño
pues quien se iba a arriesgar al tiro de esa flecha y se asustó cuando dijo el pequeño ahora le toca al padre la manzana en la cabeza.

Guillermo Tell, tu hijo creció
quiere tirar la flecha,
le toca a él probar su valor
usando tu ballesta.

A Guillermo Tell no le gustó la idea
y se negó a ponerse la manzana en la cabeza diciendo que no era que no creyera pero qué iba a pasar si sale mal la flecha.

Guillermo Tell tu hijo creció
quiere tirar la flecha
le toca a él probar su valor
usando tu ballesta.

Guillermo Tell no comprendió a su hijo
que un día se aburrió de la manzana en la cabeza.


die analogie

Intérprete: Carlos Varela
Álbum: Los hijos de Guillermo Tell Vol. 1

12 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ojala que siempre nuestros padres nos comprendan y nos apoyen, debemos crecer en lo intelectual y definitivamente los años nos enseñas ir a un equilibrio, la vida no pasa en balde.

Aunque a veces seamos incomprendidos por nuestros más cercanos y amados familiares. Ojala que nuestros amigos también nos comprendan en esa búsqueda no solo de la felicidad sino de la justicia. La armonía y el amor hacia los demás a como nos amamos a nosotros mismos.

La foto simplemente genial.
Saludos

Roora Lullaby~ dijo...

Primera vez que escucho la canción.
Muy significativa.

ARLINA dijo...

Ahora entiendo ...

Rakel Elke dijo...

La foto impresionante, ya lo sabes.

Tengo muchos problemas con internet no puedo ver el video pero en cuanto se solucione regreso.

Saludos desde el Mediterráneo.

E.B. dijo...

Sublevado de los cantones suizos ante el senor de aquella epoca, Guillermo Tell pasa con su hijo de la mano por la Plaza Mayor sin mostrar la reverencia obligatoria como muestra de respeto y obediencia al mismo.
Indignado el senor ante tal falta de respeto lo para y lo castiga, haciendo que este famoso ballestero de la epoca, coloque una manzana en la cabeza de su hijo... si este acertaba, le perdonaba la vida, si fallaba lo sentenciaria a muerte.

Apoyado por su destreza, GUillermo toma dos flechas y lanza contra la manzana en la cabeza de su hijo y acierta.

El Senor le pregunta, despues del espectaculo para el, que por que utilizo dos flechas dejando una en su mano sin tirar? Guillermo Tell le responde que la otra era para el corazon del Senor si fallaba en su tiro hiriendo a su hijo.

De aqui, volvieron y lo arrestaron por su rebeldia huyendo luego y guardando esa flecha para quitarle la vida con ella misma un tiempo despues.

Me parece que de esta historia, surge esta version de Carlos Varela de Guillermo Tell.
Una version rebelde, izquierdista... pero esta vez de la mano de su hijo, situandose el en este lugar que pasa casi inadvertido en esta historia.

Los hijos de Guillermo Tell, el album, son todos los que como el, se solidarizan con este tipo de pensamiento, aquellos que llevan la manzana en la cabeza y se hartan de vivir ocupados (de manera pasiva), aquellos que se deciden y se lanzan a ser ellos los ballesteros de sus propias decisiones.

CARLITOS! EL DUENDE DE LA CIUDAD DORMIDA...

ME MATA!!!

AKIRE

VALENTIN dijo...

Te entiendo perfectamente Saul ... Nunca una entrada tuya me había puesto tan aprensivo como esta!

Serendipity dijo...

Un tema que me dejo meditando....primera vez que lo escucho!

Lunettas dijo...

Gracias... :)

Josseiяis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose A. Uribe dijo...

Gracias!!!!!, silencioso

Pedro Genaro dijo...

Una analogía poco análoga...yo creo que es más bien digital de lo fiel que es a la realidad... :-)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Me encanta esa foto de ese insecto flotando sobre esa línea tan delgada entre el agua y el aire, definitivamente así deberíamos de ser de ágiles.
Saludos