un 25 de noviembre

Un 25 de noviembre el mundo cambió, voces se apagaron cruelmente inmoladas, un 25 de noviembre mi país sufrió, ya nunca fue el mismo y ya no lo resistió más, ese 25 de noviembre las mariposas fueron mutiladas, sus alas cercenadas y sus voces extirpadas, ese 25 de noviembre hoy día lo recordamos, lo conmemoramos, homenajeamos... para que en el mundo entero, nunca jamás, una mano se levante contra una mujer, un 25 de noviembre murieron las Mirabal, y esto, la humanidad nunca debe olvidar.

5 comentarios:

E.B. dijo...

Así mismo, no tomemos por favor estos días solo de homenaje...

Ayer estuve escuchando y merodeando por las emisoras de radio al igual que me perdí por los canales locales que a voces se hacían notar con lo internacional del día.
Después, al llegar a cada sitio, me encontraba con la vida igual como la dejé el 24 y los días anteriosres al 25 de Noviembre.
Es tan débil la convicción de el concepto, la historia, el sentimiento y la verdad de este día que a veces me confundo...
Se hizo internacional por el esfuerzo de unos cuantos (en comparación con la humanidad) pero siguen existiendo feminicidios, siguen los abusos, siguen los acosos laborales y familiares, siguen las burlas, el oportunismo pero sobre todo sigue permaneciendo y reinando el machismo.

La lucha sigue siendo dura y creo que estamos todavía cerca de lograr algo... mientras cada vez se torna más difícil las metas mundiales que debemos lograr.

Mujeres, nosotras debemos ser las primeras en convencernos de esta realidad y dar todo para que así sea. Recuerden que tenemos descendencia y ya si no lo conseguimos para nuestra generación, podríamos dejarles como herencia una calidad de vida superior a la generación que nos sigue.

Debemos mantener activo en la memoria mundial este día, pero más debemos esforzarnos en la lucha permanente de un Género limpio y sin contaminantes.

ÉRIKA BUENO

Zantendeschia dijo...

Esta lucha no acabará mientras existan corazones que defiendan la integridad de la moral, de los derechos, del sentido común, del amor por el prójimo.
No solo las mujeres debemos abogar por esta causa, tambien los hombres que reconocen la mujer como parte vital de la existencia, asi como ellos lo son, que no es asunto de uno sino de dos. Reconocer la mujer como el sexo " débil", si asi se le quiere llamar, implica que necesitamos apoyo, cariño, que nos reconozcan y nos den nuestro lugar, no somos debiles para el maltrato y el abuso, mas bien somos débiles ante el sufrimiento de los demas, y esto es lo que nos impulsa a amar mas.

Es muy gratificante saber que algunos hombres entienden que no queremos trofeos sino un abrazo, no queremos llevar la historia, mas bien ser parte de ella y no solo queremos que nos amen queremos amar y compartir con quienes amamos.

Un beso y en nombre de todas las mujeres gracias por recordar tan comemorable dia.

Anónimo dijo...

Lo malo es que no podemos cambiar nuestra historia, lo bueno, que quedamos muchas mariposas que aun queremos nos dejen volar. un abrazo.

Rakel Elke dijo...

Allí en una habitación a oscuras sin luz, sentada en una esquina esperando consumir el tiempo, así estaba ella, encogida, llorando, siente dolor cuando pasa su manos entre su cuerpo para abrigarse del frio, nota que le duele, sus lagrimas recorren su rostro, calientes van bajando por su mejillas...y así pasan las horas sentada en ese rincón en el suelo, sin agua, sin comida y sin luz, el tiempo pasa y no sabe cuanto tan solo oye el murmullo de su estómaguito de vez en cuando, y siente sed.
Pasados un día o incluso dos una puerta se abre, ella se levanta temblando, será de nuevo una nueva paliza, será de nuevo una humillación, será la sensación de una hoja fria de un largo cuchillo en su cuello, que será...?

Sus brazos llenos de hematomas así estan, su estómago condolido de los puñetazos, te duele hasta el alma, es una sensación terrible, así esperando de cambie esa persona agunatas una vez más hasta que se repite de nuevo y ella después de aquel día en que la abren la puerta de su encarcelamiento, sale una noche fria del mes de enero del 2006, sin nada, coge un tren de largo recorrido se para miles de kilometros después en la estacion de Murcia, con la sonrisa de nueva vida y pensando que se puede salir, que no todo el mundo es igual y que la vida merece la pena ser vivida, lejos de todo pero sobre todo con dignidad.
Así es ella, así es sencillamente Rakel Elke.

Saludos desde el Mediterráneo.

Valentín dijo...

Muy buen escrito Saul, la fotografía está de muerte. Hacía días que nopasaba por aquí; creo que todos podemos colaborar y poner algo más que un grano de arena para construir una playa hermosa sin tanta violencia, sin importar el género, pero por desgracia las mujeres aquí y en muchas partes del mundo al igual que los niños, son maltratadas.
Un abrazo Saul.
Cómo anda todo?