Del Alcohol y otros demonios...

BEBEDOR A BORDO
El alcohol es actualmente la tercera causa de muertes en los Estados Unidos, esto según un estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

En una nueva publicación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se afirma que: el consumo de alcohol en Las Américas es aproximadamente un 40% mayor que el promedio mundial. En esta la OPS señalo al alcohol como una urgente prioridad para la salud pública en el hemisferio.

Según las estadísticas el alcohol produjo la muerte de una persona cada dos minutos sólo en el continente Américano en el año 2002.

En Europa las muertes por el consumo de alcohol llegan a los 195,000 por año, en donde unos 55 millones de adultos consumen alcohol en cantidades peligrosas.

Estos son los números, los hechos estan ahí, se quieran ignorar o no (y sólo me limite a América y un esbozo de Europa). Para algunos tal vez sean estadísticas sin sentido, tal vez no se llegan a apreciar por falta de experiencias cercanas, o se refugian en un pensamiento defensivo como: "yo no soy un alcohólico", "eso es para el que bebe todos los días", "lo mío es a veces", "es sólo cuando me junto con los panas" etc. Pero quién en esos momentos de euforia y algarabía descontrolada causada por la notable desinhibición que provocan las hormonas y neurotransmisores liberados en el torrente sanguineo se detiene a pensar en las consecuencias. Hasta donde tengo entendido la cirrosis hepática, en este caso cirrosis etílica o alcohólica, mata, aparte de que es irreversible, encima no hay un tratamiento específico, sin mencionar la larga lista de afecciones neurológicas, cardíacas, respitatorias, etc., sumándole también los consecuentes problemas familiares y sociales que arrastra el abuso de alcohol.

Al final y meditando sobre estos datos y muertes innecesarias, mi punto es: Dónde nacen estos futuros números estadísticos, de dónde emerge ese alcohólico crónico y en qué momento toma lugar la adicción sobre la simple costumbre social y jovial...

En algún punto ha de empezar.

*Para recordar: El alcohol es una droga, provocar adicción es lo mejor que sabe hacer y resulta que es bien paciente y persistente en su propósito.



'Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.' 1ª Co 6:12




♪: Joaquin Sabina & Fito Páez - La canción de los buenos borrachos [sarcasmo, pero es buena canción]
Status: razonando un poco

2 comentarios:

Medea dijo...

Todo en exceso es perjudicial y dañino realmente...

Cualquier cosa que controle tu vida , es una adiccion..

Toda situacion, toda sustancia, toda idea que ciegue tu vida y te impida tomar decisiones acertivas es dañino..
nice post

Zantendeschia dijo...

Para mi fue escandalizante saber ke el cancer de mama era detectado en una mujer cad dos minutos en el mundo, pero es detectado y posiblemente curado.
Una muerte por alcoholismo cada dos minutos es mucho mas alarmante, pero todavia peor, las muertes por accidentes de transito causado por manejar hebrios...y esto aun sin ser alcoholicos.